Los mejores préstamos para las vacaciones de verano 2024: fáciles, rápidos y sin intereses

Análisis de los mejores productos financieros del mercado

Image

Finanzas ABC

Sevilla
18/7/2024

Actualizado a las 15:27

Las vacaciones de verano están a la vuelta de la esquina y son muchos los que están inmersos en su organización, desde la reserva de la estancia hasta la planificación del medio de transporte que se va a utilizar o las actividades que se van a realizar en el destino. Es también el momento de hacer cuentas y calcular por cuánto saldrá finalmente ese tan esperado descanso, y es posible que, llegados a este punto, los números no cuadren porque no se revisaron bien los gastos, por el encarecimiento de los bienes y servicios en los últimos meses o por el motivo que sea. ¿Qué hacer en esta situación? ¿Das marcha atrás? ¿O buscas alternativas?

Esa última opción, la de buscar alguna alternativa, es a la que recurren muchos en esta situación. Existe la posibilidad de reorganizar todas las vacaciones de verano de este 2024 y buscar un destino más económico, o prescindir de algunas actividades. Y también los hay que optan por financiar el viaje a través de préstamos personales para no perderse todo lo que habían planeado.

Al alternativa de pedir un préstamo personal para financiar las vacaciones de verano 2024 también es una opción a la que recurren muchos usuarios que, en mitad de su viaje, han visto encarecidos sus costes de forma inesperada por el aumento de determinados productos o servicios, como la subida de la gasolina, de los alimentos o de alguna actividad turística.

En cualquier caso, la petición de un préstamo personal es una opción que tener en cuenta para financiar las vacaciones de verano de 2024 si no quieres renunciar a tus planes. Es, además, una alternativa elegida cada vez por mayor número de usuarios, según datos recopilados por distintas entidades de crédito. Pero, eso sí, hay que tener mucho cuidado al tomar esta decisión, porque no deja de ser un endeudamiento prescindible que puede llegar a suponer más problemas en el futuro que alegrías en el presente.

A continuación te explicamos qué préstamos personales puedes solicitar para financiar las vacaciones de verano de 2024, en qué casos es más o menos recomendable endeudarse para este fin, las características de estos productos de crédito y la posibilidad de conseguirlos sin intereses, entre otros aspectos.

Los mejores préstamos personales para las vacaciones de verano 2024

Préstamo Prestalo

Importe

100€ - 60.000€

Interés (desde)

4,02% TAE

Devolución

3 - 96 meses
  • Préstamos personalizados
  • Bancos y entidades financieras
  • En menos de 24 horas
  • Acepta ASNEF
  • Sin comisiones

Préstamo Cetelem

Importe

6.000€ - 60.000€

Interés (desde)

9,05% TAE

Devolución

48 - 96 meses
  • Depósito en menos de 48 horas
  • Reunificación de deudas
  • Gestión desde la app
  • Condiciones flexibles
  • 100% online

Préstamo Lea Bank

Importe

5.000€ - 30.000€

Interés (desde)

7,55% TAE

Devolución

12 - 96 meses
  • Respuesta inmediata
  • Pago a plazos hasta 96 meses
  • Tasas competitivas
  • Sin cambiar de banco
  • Poca documentación

Préstamo Fintonic

Importe

1.000€ - 50.000€

Interés (desde)

6,99% TAE

Devolución

12 - 84 meses
  • Ofertas personalizadas
  • Prestamistas de renombre
  • Importes flexibles
  • Pago anticipado
  • Sin papeleo

Préstamo MrFinan

Importe

100€ - 50.000€

Interés (desde)

0% TAE

Devolución

2 - 84 meses
  • Préstamos a la medida
  • Importes hasta 50.000€
  • Pagos flexibles
  • Reunificación de deudas
  • Acepta ASNEF

Préstamo Crezu

Importe

100€ - 10.000€

Interés (desde)

0% TAE

Devolución

2 - 3 meses
  • Tu préstamo en 15 minutos tras la aprobación
  • Acepta ASNEF
  • Sin nómina
  • Alta tasa de aprobación
  • Sin intereses ni comisiones

Préstamo Vivus 

Importe

50€ - 300€

Interés (desde)

362,5%

Devolución

61 días
  • Plazo hasta 61 días
  • Depósito en 15 minutos
  • Sin papeleos
  • Alta seguridad
  • Gestión en la app

Préstamo CashGo

Importe

100€ - 10.000€

Interés (desde)

0% TAE

Devolución

3 - 4 meses
  • Ofertas personalizadas
  • Importes flexibles
  • Acepta ASNEF
  • Sin avales
  • Sin comisiones

Préstamo Plazo

Importe

700€ - 5.000€

Interés (desde)

0% TAE

Devolución

1 - 48 meses
  • Línea de crédito en minutos
  • Recompensas por compras
  • Consíguelo en 24 horas
  • Gestión en la app Plazo
  • Pagos a cuotas

Préstamo Fineria

Importe

100€ - 1.500€

Interés (desde)

0% TAE

Devolución

2 - 3 meses
  • Comparador de microcréditos
  • Selección personalizada
  • Solicitud 100% online y rápida
  • Acepta ASNEF
  • Sin coste

¿Es una buena idea endeudarse para las vacaciones de verano?

Pedir un préstamo personal es siempre una decisión que se debe estudiar muy bien porque endeudarse por cualquier motivo es un asunto muy serio que, de no manejarse con buen criterio, puede suponer muchos quebraderos de cabeza al usuario en el futuro. Además, solicitar dinero a crédito para ocio y diversión es aún más delicado, porque, aunque unas vacaciones sean muy necesarias para descansar después de un año de duro trabajo, no son un desembolso imprescindible como podría ser un gasto médico inesperado, reparaciones de urgencia en el hogar o la financiación para imprevistos que hayan surgido en nuestro negocio.

Entonces, ¿es siempre mala idea pedir un préstamo personal para financiar las vacaciones de verano? No, depende del caso. No será mala idea si encuentras un crédito con buenas condiciones (intereses bajos, plazos de devolución cómodos, sin comisiones de apertura), la cantidad solicitada no es demasiado elevada y, sobre todo, si tienes capacidad para devolverlo sin problemas en poco tiempo, idealmente en menos de un año, para que hayas resuelto tus deudas antes del siguiente periodo estival.

Por lo tanto, si la cantidad necesaria es muy alta y, al hacer cuentas, crees que puedes llegar a tener algún tipo de dificultad para pagar las cuotas del préstamo personal en algún momento, entonces es muy recomendable que deseches la idea y busques planes alternativos más baratos. Del mismo modo, si ya acumulas un número importante de deudas por otros créditos, es aconsejable que no te sigas endeudando, aunque creas que vas a poder afrontar todas las mensualidades sin apuros.

En el caso de que la necesidad de financiación provenga de un gasto inesperado e ineludible en mitad de las vacaciones de verano, la cosa cambia. Estamos hablando de una urgencia, algo de lo que nadie está a salvo y hay que resolver con rapidez, por lo que la opción de pedir un préstamo personal sí será más aconsejable. En la medida de lo posible, eso sí, hay que tratar de buscar un crédito con buenas condiciones, intereses bajos y establecer plazos cómodos que puedan ser afrontados sin dificultad. Aquí, al ser una emergencia, no es tan importante devolver la financiación pronto como fijar cuotas asequibles, por lo que es mejor establecer un plazo de restitución amplio si es necesario aunque alcance el próximo periodo estival.

Si se trata de una emergencia monetaria pequeña, existe una opción que puede resultar de lo más interesante. En el mercado hay un tipo de producto, los microcréditos, especializados en ofrecer pequeñas cantidades de dinero muy rápido, a veces incluso el mismo día en que se ha solicitado. Estos minipréstamos, además, tienen a veces promociones por las que ofrecen el primero que se solicite con la entidad que los comercializa sin intereses, es decir, que el usuario puede obtener los fondos que necesita gratis. Se trata de una estrategia que estas financieras utilizan para atraer nuevos clientes de la que te puedes beneficiar de necesitarlo.

¿Qué tener en cuenta al solicitar un préstamo para las vacaciones de verano?

A la hora de buscar un préstamo personal con buenas condiciones para las vacaciones de verano hay que tener en cuenta una serie de elementos. El primero de ellos, qué duda cabe, es el de los intereses, pues cuanto más altos sean estos, más caro resultará el producto para el cliente. En este aspecto es importante saber diferenciar entre el TIN y el TAE, con los que a menudo se formula el coste del crédito y cuya cifra puede ser diferente.

TIN son las siglas de Tipo de Interés Nominal y recoge exclusivamente el porcentaje de intereses que aplica la entidad al préstamo personal, sin añadir otros gastos. TAE, por su parte, son las siglas de Tasa Anual Equivalente, un valor en el que se reflejan todos los costes del crédito, tanto los intereses como otros diferentes, por ejemplo, las comisiones. De esta manera, la TAE refleja el coste real y completo del producto. Si el TIN y la TAE tienen cifras diferentes, significará que el préstamo incluye otros gastos adicionales además de los intereses.

Fijarse en el TIN y la TAE es una buena forma de averiguar si el préstamo personal tiene comisiones obligatorias, como la de apertura. En este sentido es recomendable buscar créditos que no incluyan estos gastos adicionales, porque encarecerán el producto. También hay que prestar atención a las comisiones opcionales que sólo se activan si se dan determinadas circunstancias, en la mayoría de los casos si no se pagan las cuotas en el tiempo y forma establecidos en el contrato firmado por las partes.

Hay muchos préstamos personales que no incluyen comisiones obligatorias y sólo cobran intereses, pero todos ellos, sin excepción, tienen comisiones opcionales por impagos para protegerse de esta circunstancia. Aunque el usuario esté convencido de que no va a dejar de pagar las cuotas de su crédito, es muy recomendable consultar las tarifas por estos conceptos, que pueden ser varias y bastante elevadas, sólo por prevenir, y también tener en cuenta este elemento a la hora de escoger.

Las comisiones opcionales por impagos son muy elevadas y algunas además crecen exponencialmente, de tal manera que cuanto más tiempo pase, mayor será el porcentaje que cobren, por lo que es muy fácil endeudarse aceleradamente con ellas. Por eso es tan importante tenerlas en cuenta aunque el usuario piense que no se van a activar nunca.

Los plazos de devolución es otro de los aspectos que se deben tener en cuenta a la hora de elegir un préstamo personal para las vacaciones de verano. Es aconsejable que el producto permita un rango amplio para que el solicitante puede escoger el que más cómodo le resulte para restituir el dinero prestado sin problemas.

También hay que fijarse bien en los importes que ofrecen las financieras en sus préstamos y los criterios en los que se basan para establecerlos. Porque hay ocasiones en las que promocionan cantidades que luego, en función del perfil financiero del solicitante, pueden no llegar a ser tan altos. Y es que estas entidades señalan las cifras que están dispuestas a prestar en circunstancias normales, pero pueden reducirlas si consideran que el usuario entraña cierto riesgo por, por ejemplo, haber dejado de pagar durante un tiempo las cuotas de una financiación anterior.

Algunos bancos exigen al solicitante de un préstamo que contrate productos adicionales, como una cuenta corriente, para concedérselo. Esas vinculaciones pueden tener costes independientes que no estén reflejados en la TAE y que, aunque no aparezcan en el precio del crédito, acaben repercutiendo en el bolsillo del usuario, por lo que es importante revisar bien las posibles tarifas de estos productos.

Por último, como hemos comentado un poco más arriba, en ocasiones las entidades de crédito lanzan promociones para sus préstamos personales con las que buscan atraer nuevos clientes y con las que ofrecen sus productos a precios reducidos o, incluso, de forma completamente gratuita. Estas ofertas siempre están dirigidas a usuarios que contraten su financiación por primera vez con la financiera, y suponen una gran oportunidad para reducir los costes del producto si el usuario busca bien.