¿Qué es el trading y cómo invertir con él?

El trading permite operar en diferentes activos como acciones, divisas, criptomonedas, ETFs y más

Encuentra los mejores brókeres para hacer trading

Image

Gráfico con diferentes valores representados

PABLO R.G

Sevilla
14/02/2024

Actualizado 14/6/2024 a las 03:35

Los mercados financieros ofrecen muchas opciones para las personas que están buscando invertir su dinero con el objetivo de conseguir ingresos pasivos. Una de las fórmulas que más popularidad ha ganado en los últimos años para esto es el trading, una forma de operar con activos financieros que se beneficia de la inmediatez de internet para trabajar a corto plazo y poder conseguir beneficios en tiempos bastante reducidos.

Son muchos los inversores que se han interesado por el trading recientemente atraídos por esto último, la posibilidad de conseguir importantes beneficios en poco tiempo. Pero esta forma de operar con activos financieros tiene un importante peligro: el riesgo de perder dinero es muy elevado.

Por eso, es fundamental que las personas que estén interesadas en invertir su dinero utilizando el trading se informen muy bien de su funcionamiento y entiendan perfectamente los riesgos a los que exponen su capital antes de empezar a operar bajo esta fórmula.

En este artículo te vamos a explicar qué es el trading, en qué activos se puede invertir con él, qué se necesita para empezar a operar, cuáles son sus riesgos, te proporcionaremos información útil sobre él y te facilitaremos un listado con las plataformas (brókers) más populares, reputadas y consolidadas para hacer trading.

Los mejores brókers de trading de junio 2024

Bróker XTB
Ir a la oferta
Image

Regulado y registrado por

KNF, CNMV, FCA, BaFin, CMVM

XTB

Depósito mínimo

0€

Instrumentos ofrecidos

+ 5.000

Retirar fondos

2 días
  • Invierte en más 3600 acciones y ETFs
  • Más de 2300 CFDs sobre divisas, criptomonedas e índices
  • Rentabilidad de hasta el 4,20% por el dinero no invertido
  • Planes de inversión desde 15€
  • Sin comisiones para acciones y ETFs
  • Depósitos y retiros sin cargo
  • Educación de trading
Invertir implica riesgos. Acciones: Riesgo 6/6/. Este número es indicativo del riesgo del producto, siendo 1/6 indicativo del menor riesgo y 6/6 del mayor riesgo
Bróker Freedom24
Ir a la oferta
Image

Regulado y registrado por

CySEC, BanFin, CNVM

Freedom24

Depósito mínimo

0€

Instrumentos ofrecidos

+ 1.000.000

Retirar fondos

1 - 3 días

Promoción

  • Llévate 2 acciones como regalo al recargar tu cuenta con 3.000€ (código: WELCOME3000)
  • Llévate 3 acciones como regalo al recargar tu cuenta con 10.000€ (código: WELCOME10000)
  • Catalogo amplio con más de 1 millón de opciones
  • 40.000 acciones y 1.500 ETFs disponibles
  • Abre una cuenta en € o $ sin comisiones
  • Rentabilidad de hasta el 6,36% por el dinero no invertido
  • Invierte en las bolsas de valores de América, Europa y Asia
  • Tarifas competitivas por operaciones
Las inversiones en valores y otros instrumentos financieros siempre están asociadas con el riesgo de pérdida de capital.
Bróker Trade Republic
Ir a la oferta
Image

Regulado y registrado por

BaFIN

Trade Republic

Depósito mínimo

10€

Instrumentos ofrecidos

+ 9.000

Retirar fondos

1- 3 días
  • Activos como ETFs y acciones
  • Invierte desde 1€ en los activos disponibles
  • Compra criptomonedas y negocia derivados
  • Rentabilidad del 3,75% sobre el dinero no invertido
  • Plan de inversión personalizado con ETFs y acciones
  • Gestión del portafolio desde la app móvil
Invertir en la bolsa conlleva riesgos: el valor de las inversiones puede subir o bajar y es posible que recibas menos de lo que invertiste originalmente.
Bróker DEGIRO
Ir a la oferta
Image

Regulado y registrado por

BaFin, AFM, CNMV

DEGIRO

Depósito mínimo

0€

Instrumentos ofrecidos

+ 1.000

Retirar fondos

2 - 4 días
  • Acciones internacionales de más de 30 países
  • Amplia selección de ETFs en 19 bolsas principales
  • ETF y ETN de las principales criptomonedas
  • Comisiones y tarifas de tramitación ajustadas
  • Recursos educativos y academia del inversor
  • Plataforma y app con funcionalidades avanzadas
Invertir conlleva riesgos de perder su dinero.
Bróker Mintos
Ir a la oferta
Image

Regulado y registrado por

CNMV

Mintos

Depósito mínimo

50€

Instrumentos ofrecidos

ETF, bonos y préstamos

Retirar fondos

1 - 2 días
  • Carteras de ahorro automatizadas a largo plazo
  • Personalización de activos según el perfil del cliente
  • Combinación de activos entre préstamos, bonos y ETF
  • ETFs sin comisiones de compras, custodia o venta
  • Invierte desde 50€ en adelante
  • App móvil para Android y IOS
El valor de tus inversiones puede subir o bajar. Recuerda que puedes perder una parte o la totalidad de los fondos invertidos.
Bróker Bitpanda
Ir a la oferta
Image

Regulado y registrado por

FMA, AMF, MiFID II, BaFin, VASP,

MiFID II, E-Money, PSD II

Bitpanda

Depósito mínimo

10€

Instrumentos ofrecidos

+ 3.000

Retirar fondos

1 - 3 días
  • Compra acciones, ETFs, materias primas y metales
  • Acciones y ETFs completos o fraccionados desde 1€
  • Invierte en criptomonedas y cripto índices
  • Plan de ahorro automático
  • Operaciones de trading sin comisiones (pueden aplicar otros costes)
  • Sin comisiones de gestión, apertura y cambios de divisas
Invertir implica riesgos. Acciones: Riesgo 6/6/. Este número es indicativo del riesgo del producto, siendo 1/6 indicativo del menor riesgo y 6/6 del mayor riesgo

¿Qué es el trading?

El trading es una forma de invertir en activos financieros a corto plazo a través de internet que se basa en la especulación: comprar barato para vender más caro y obtener beneficios con la diferencia. Para que esto sea posible, opera en mercados bastante líquidos, esto es, ámbitos en los que hay muchísimas operaciones diarias, muchos inversores activos y en los que es relativamente sencillo adquirir o deshacerse de los productos de inversión con rapidez.

Los activos con los que habitualmente se hace trading, gracias a la gran liquidez de sus mercados, son: las acciones, las divisas, los ETF (fondos de inversión cotizados) y las criptomonedas. Productos cuyos precios pueden variar considerablemente en poco tiempo, lo que permite que los usuarios puedan obtener importantes beneficios a corto plazo, aunque también aumenta el riesgo de que pierdan parcial o totalmente los fondos invertidos.

El trading existe desde hace bastante tiempo, pero recientemente ha adquirido una enorme popularidad porque cualquier usuario puede participar en él sin apenas intermediarios a través de internet. Esto es posible gracias a las plataformas digitales conocidas como brókers, una especie de comercios electrónicos de activos financieros donde los inversores minoristas pueden comprar y vender directamente.

Estas plataformas, además de permitir el acceso casi directo a los activos de inversión, aceleran enormemente todas las operaciones gracias a la inmediatez de internet, lo que hace posible aprovechar como nunca antes la volatilidad de los precios de estos productos para realizar buenas transacciones.

No obstante, las personas que quieran hacer trading con su dinero siempre deben tener presente que se trata de una forma de invertir extremadamente arriesgada, en la que las posibilidades de perder parcial o totalmente los fondos son altas. Por eso, es importante que el usuario posea conocimientos sobre el funcionamiento del producto en el que está interesado, el ámbito en el que se desenvuelve y de los mercados financieros en general, entre otros aspectos, antes de lanzarse a operar.

¿Quién puede utilizar el trading para invertir su dinero?

La creación y popularización de los distintos brókers digitales, así como la progresiva simplificación de sus plataformas, han hecho que en la actualidad hacer trading esté al alcance de los usuarios más diversos. Cualquiera puede elegir uno de estos operadores, darse de alta y, una vez su perfil haya sido validado, comenzar a invertir.

Por lo tanto, cualquier persona que se dé de alta en un bróker y disponga de algunos ahorros puede empezar a hacer trading para tratar de conseguir beneficios. Otra cosa es que esto sea recomendable para todos los usuarios.

Los mercados de inversión son escenarios complejos, en los que las fluctuaciones de precios dependen de multitud de factores, algunos predecibles y otros totalmente imprevisibles. Incluso las personas con sólidos conocimientos y experiencia en este ámbito pueden perder dinero, tanto porque sus pronósticos no sean acertados como por algún hecho fortuito que dé al traste con esos análisis.

De esta forma, si se trata de un ámbito arriesgado incluso para los expertos, ¿cuánto no lo será para quienes no tengan conocimientos ni experiencia? Así pues, aunque el usuario tenga la posibilidad y el dinero para empezar a hacer trading de forma inmediata, es muy recomendable que antes de lanzarse a invertir siga una serie de pasos para tratar de reducir los riesgos y mejorar sus perspectivas de obtener beneficios.

El primer paso debe ser la formación: aprender cómo funcionan los mercados de inversión, los activos en los que se quiera invertir, las variables que afectan a sus precios, sus riesgos, sus horarios de actividad y cómo procesar toda esta información de la forma más acertada posible para hacer un análisis fiable de la situación y empezar a operar con un criterio bien formado. Según datos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), alrededor del 90% de los traders sin conocimientos financieros sólidos pierden dinero, mientras que ese porcentaje baja al 75% en el caso de inversores bien formados y con experiencia. Aunque en ambos casos las cifras son elevadas, la diferencia que se puede apreciar es clara.

Una vez el usuario hayan conseguido los conocimientos necesarios sobre los mercados de inversión y los activos financieros, el siguiente paso que debería dar es crear diferentes estrategias de compraventa y de contención de riesgos. Estos planes, además de ser una guía informada y estudiada de actuación, le servirán para proceder con la cabeza fría en momentos de tensión en los que es habitual dejarse llevar por la pasión del momento.

Por ejemplo, es buena idea establecer un límite de pérdidas aceptables para vender si el precio de un producto está cayendo, de tal forma que se puedan contener el daño antes de que sea demasiado grave. O, por el contrario, fijar un valor de ganancias suficientes por encima del cual deshacerse del instrumento para asegurar la rentabilidad y no perder la oportunidad por esperar demasiado.

Tras establecer las estrategias de inversión y obtener los conocimientos adecuados, el último paso será estudiar el estado actual del mercado y los activos con los que se quiera operar, tanto a través de análisis técnicos propios o de expertos como mediante el rastreo de noticias, previsiones y rumores que puedan afectar al precio de los productos.

Todos estos pasos no son imprescindibles para empezar a hacer trading, pero se recomiendan encarecidamente pues con ellos el usuario podrá invertir con criterio informado y trabajar con base en datos objetivos y análisis rigurosos, lo que permite reducir los riesgos y aumenta las posibilidades de conseguir beneficios.

Estos son los activos con los que se puede hacer trading

En la actualidad son varios los activos financieros que, debido a la naturaleza de sus mercados (liquidez, volatilidad, etc.), permiten hacer trading. A continuación hacemos un repaso a los más populares.

Comprar acciones

Las acciones son unos de los activos financieros para hacer trading más populares del mundo. Son productos de inversión con una gran trayectoria, de los que hay una gran cantidad de información disponible y que tienen el atractivo añadido de que convierten a su titular en propietario de una pequeña porción de la empresa a la que pertenecen.

Las acciones son cada una de las porciones en que una empresa divide su propiedad. Los dueños de las compañías que empiezan a cotizar en bolsa deciden desprenderse de parte de la posesión de su negocio a cambio de conseguir un fuerte ingreso de dinero para financiar alguna de sus operaciones, como una expansión internacional, diversificar la actividad productiva o hacer frente al pago de deudas.

Las empresas que deciden salir a bolsa establecen un precio de venta por sus acciones, pero una vez  estos títulos comienzan a cambiar de manos, es el propio mercado el que va marcando su valor, que dependerá en parte de la marcha de la compañía y del sector en el que trabaje, pero también del interés de los inversores en ellos según la ley de la oferta y la demanda: si muchas personas quieren comprarlos, su cotización subirá, y si muchas desean traspasarlos, bajará.

El mercado bursátil es, además, bastante líquido, con cientos de miles de transacciones al día, una cantidad enorme de activos disponibles y un gran número de personas operando en él, lo que provoca que los precios de los títulos pueda cambiar considerablemente en poco tiempo. Todo esto en su conjunto hace de las acciones un producto de inversión idóneo para hacer trading.

Invertir en ETF

Los ETF (siglas en inglés de exchange-traded funds, fondos de inversión cotizados en español) son un tipo de fondo de inversión cuyas participaciones cotizan en bolsa, por lo que aúna características tanto de los fondos de inversión tradicionales como de las acciones.

Como los fondos de inversión tradicionales, los ETF están compuestos por una serie de activos que se compran con el dinero de todas las personas que participan en él. La compra, venta y administración de esos instrumentos corresponde a una sociedad gestora, empresa que ha creado el fondo, ha comercializado sus participaciones y cuyo objetivo último es conseguir generar rentabilidad para todos los inversores que toman parte en él a través de diversas operaciones de compraventa.

Y como las acciones, las participaciones de los ETF se pueden comprar y vender en cualquier momento de la sesión bursátil, al contrario de lo que ocurre con los fondos de inversión tradicionales, en los que hay que esperar a que cierre dicha sesión y se valore el conjunto del fondo para poder comprar y vender.

De esta forma, los ETF permiten a los usuarios tanto invertir a largo plazo, al comprar participaciones y esperar que la sociedad gestora consiga beneficios, como a corto plazo, adquiriéndolas baratas para venderlas cuando suba su valor.

Invertir en Forex

Fórex es el mercado en el que se intercambian divisas de curso legal como el euro, el dólar, las libras o los yenes. Estas operaciones se hacen con pares de moneda, de tal manera que se especifica la cantidad de una que se necesita para comprar la otra. Por ejemplo, el par EUR/USD indica la cantidad de dólares estadounidenses que son necesarios para adquirir una unidad de euro.

El precio de las divisas también puede experimentar cambios importantes en poco tiempo, aunque en estos casos en las fluctuaciones suelen influir más los sucesos que afecten a la economía del país al que pertenece la moneda que a la compra o venta masiva de ellas, aunque esto último también les repercute, pero en menor medida que a otros activos. Al ser divisas de curso legal, están respaldadas por los bancos centrales de las naciones a las que pertenecen, que tratan de velar en todo momento por su estabilidad.

Invertir en criptomonedas

Las criptomonedas han adquirido en los últimos tiempos una notable popularidad debido a su extrema volatilidad, que ha hecho que algunos de sus usuarios, pocos, hayan conseguido enormes beneficios en poquísimo tiempo. Esa gran inestabilidad, no obstante, también ha hecho que muchos otros pierdan cantidades ingentes de dinero en cuestión de días.

Las criptomonedas son un tipo de divisa digital que se crea mediante un sistema conocido como blockchain o cadena de bloques Este método utiliza una red de ordenadores y métodos criptográficos para producir criptoactivos únicos, certificar su autenticidad y registrar todas sus transacciones, presentes y futuras. Los usuarios que han participado en ese proceso con sus dispositivos, conocidos como mineros, reciben a cambio una cantidad de la criptodivisa como recompensa.

Este sistema surgió como un intento de crear una moneda universal descentralizada, es decir, que no dependiese de la regulación de ningún banco central y fuese el blockchain el que diese validez y seguridad a los pagos. Sin embargo, con el tiempo las criptomonedas se han convertido en un popularísimo activo de inversión con una enorme liquidez.

Al no estar centralizadas ni respaldadas por ningún banco central, las criptomonedas están muy, muy expuestas al mercado, y cualquier hecho o rumor que afecte a la confianza de sus inversores puede disparar o hundir su valor en cuestión de días e, incluso, de horas. Esto las convierte en un activo muy interesante para hacer trading, pero al mismo tiempo extremadamente arriesgado.

¿Qué es un bróker?

Los brókers son intermediarios de productos de inversión autorizados para emitir órdenes de compra y de venta de sus usuarios en los mercados financieros. Su principal misión es poner en contacto a personas e instituciones interesadas en adquirir o traspasar activos. Para poder hacer todo esto, deben haber obtenido una licencia de los organismos estatales competentes que les autoricen para ello.

La figura del bróker existe desde hace mucho tiempo. Antes de la llegada de internet, eran empresas o profesionales independientes que ofrecían sus servicios a inversores minoristas en sus oficinas físicas o a través de llamadas telefónicas. En la actualidad, sin embargo, la mayoría de ellos se han convertido en plataformas digitales en las que ponen a disposición de sus usuarios una gran cantidad de herramientas para que sean los propios usuarios los que lleven a cabo sus operaciones.

De esta forma, los clientes de los brókers actuales acceden a estas plataformas digitales como si de un comercio electrónico se tratase y buscar en ellas los activos que les interesen entre todos los que ofrecen. Es posible conectarse a ellas tanto en la versión web como mediante aplicaciones móviles.

Pero los brókers actuales no se limitan a ser una plataforma de compraventa, también ofrecen una importante cantidad de servicios adicionales a sus clientes que facilitan su operativa y les ayuda a invertir. Por ejemplo, dan a los usuarios la posibilidad de almacenar todos sus activos en la propia plataforma, de tal manera que, de querer traspasarlos, la venta se puede ordenar de inmediato para aprovechar las oportunidades que brinde el mercado. Muchos de ellos también proporcionan herramientas de análisis, gráficas en tiempo real, secciones de noticias relevantes (en algunos casos incluso se pueden personalizar en función del los intereses del inversor) y opiniones de expertos para poder investigar, estudiar y crear estrategias de inversión sin salir del bróker.

Hay que tener en cuenta, eso sí, que no todos los brókers ofrecen las mismas herramientas y servicios, al igual que no tienen disponibles los mismos activos (algunos, por ejemplo, no trabajan con Fórex o con criptomonedas), por lo que el inversor tendrá que informarse bien de todos estos aspectos a la hora de elegir la plataforma con la que desea operar.

Asimismo, los brókers tienen tarifas diferentes y ventajas especiales con las que buscan diferenciarse de la competencia (ausencia de comisiones en determinados activos, regalos de bienvenida, remuneración por el saldo no invertido, etc.) que se deben valorar al escoger entre una plataforma y otra, pues pueden suponer un importante beneficio para el bolsillo del usuario.

En lo que se refiere a su seguridad, los brókers de confianza son aquellos que están regulados y supervisados por autoridades financieras estatales de distintos países, tales como la Autoridad Federal de Supervisión Financiera (BaFin) de Alemania, la Autoridad de Conducta Financiera (FCA) de Reino Unido o la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de España.

Estar supervisado o regulado por alguna de estas instituciones significa que los brókers están constantemente bajo su lupa y tienen que cumplir en todo momento con las normativas vigentes en cuanto a seguridad y transparencia tanto de los activos financieros como del uso de datos personales de sus clientes. Si alguno de estos organismos detecta alguna irregularidad, los brókers tendrán que corregirla de inmediato y se pueden enfrentar a sanciones diversas en función de la gravedad.

Por lo demás, los brókers también incluyen sistemas de ciberseguridad para proteger las cuentas de sus clientes, sus activos y su dinero del ataque de ciberdelincuentes, y es habitual que estén asociados con bancos en los que depositan los fondos no invertidos de sus usuarios para reforzar la protección del capital.