Tarjetas prepago o tarjetas monedero: descubre qué son y cómo conseguirlas

Una tarjeta que solo permite el gasto del dinero previamente cargado en ella

Especialmente segura para hacer compras online

Image

Conjunto de tarjetas prepago

PABLO R.G

Sevilla
14/02/2024

Actualizado 04/6/2024 a las 22:50

La cultura de la inmediatez ha llegado a todos los aspectos de nuestra vida, cambiando nuestros hábitos y modificando nuestros comportamientos. Lo vemos en el ocio, cuando para relajarnos encendemos la televisión para ver una película o serie desde el sofá, pero también se observa en los patrones de compra. Las compras por internet siguen al alza y no han parado de crecer en los últimos años, siendo cada vez una actividad más presente en nuestra vida.

Muchas personas aún se muestran reticentes a facilitar los datos de su tarjeta habitual para hacer compras por internet, temen ser víctimas de una estafa y perder sus ahorros. Por suerte, muchas entidades conscientes del problema han ofrecido una solución: las tarjetas prepago o tarjetas monedero.

¿Qué son las tarjetas prepago o tarjetas monedero?

Las tarjetas prepago, tarjetas monedero o tarjetas recargables son un instrumento de pago de una alta seguridad. Estas tarjetas, al ser recargables, solo permiten que se gaste una determinada cantidad de dinero, la que se recargó previamente, si se quiere seguir utilizando se tendrá que recargar nuevamente.

Esta singularidad hace que las tarjetas monedero sean idóneas para comprar por internet, ya que en caso de estafa tan solo se podría gastar el saldo de la tarjeta, el resto de los ahorros del titular estarían completamente a salvo. Pero estas tarjetas no solo sirven para eso, también pueden utilizarse en comercios físicos como se hace con las tarjetas de débito o crédito. También son idóneas para que los menores puedan gestionar su dinero sin miedo a que pierdan el efectivo. ¿Quieres saber más detalles? A continuación podrás encontrar más información sobre sus usos y características.

Usos de una tarjeta monedero

Una vez que ya tenemos claro qué es una tarjeta monedero, es importante que conocer para qué puede ser usada, de esta manera se podrá exprimir al máximo. Aunque ya hemos comentado que las tarjetas prepago pueden utilizarse como cualquier otra tarjeta, su uso puede ser especialmente beneficioso en los siguientes casos:

Compras por internet

Como ya hemos explicado anteriormente, las tarjetas prepago son especialmente seguras para pagar por internet. No evitan que se produzca la estafa o el robo, pero sí lo limitan al saldo de la tarjeta. Así que en caso de comprar por primera vez en un sitio no muy conocido, puedes sentirte más seguro utilizando una tarjeta prepago.

Viajes al extranjero

Pagar con tarjeta en el extranjero es toda una odisea para miles de viajeros. Muchas entidades han empezado a ofrecer tarjetas prepago con ventajas exclusivas al utilizarlas en el extranjero. Ya no tendrás que preocuparte por perder la cartera con el dinero en efectivo, podrás utilizar un método de pago mucho más cómodo como es la tarjeta prepago.

Tarjeta para menores

Son muchos los menores que pasan el día fuera de casa entre el colegio, el comedor escolar y las actividades extraescolares, por lo que tienen que aprender a gestionar el dinero bastante pronto. Muchos adultos temen que este dinero acabe extraviado o se utilice en algo que no debe, una tarjeta prepago puede ayudar ya que puede ser gestionada por adultos desde la app móvil.

Tarjeta monedero gratis: ¿cómo conseguir la tuya?

Las tarjetas prepago son una modalidad más de tarjeta, con sus características propias y con sus características compartidas, como pueden ser los costes. Normalmente las tarjetas tienen unas comisiones que el banco cobra por ofrecer sus servicios, pero como en todo tipo de productos bancarios existen versiones sin comisiones.

No es difícil encontrar tarjetas prepago sin las comisiones más habituales, aunque quizá se debe acudir a entidades alternativas como hacerlo. Estas entidades son las archiconocidas N26 y Revolut.

A continuación puedes encontrar algunas de las opciones que te permitirán tener una tarjeta prepago gratis:

Tarjeta N26 Estándar

Comisión de emisión

0 €

Comisión de mantenimiento

Gratis
  • Tarjeta virtual sin comisiones
  • Pagos en diferentes divisas
  • Compras con el móvil con Apple Pay o Google Pay
  • Gestiona las suscripciones de la tarjeta
  • 3 retiros de efectivos gratuitos al mes

Tarjeta Revolut Estándar

Comisión de emisión

0 €

Comisión de mantenimiento

Gratis
  • Tarjeta virtual sin comisiones
  • Tarjeta física gratis (Tiene gasto de envío)
  • Pagos con tarjeta en 29 divisas
  • Acceso al programa de puntos RevPoints
  • Retiros en cajeros extranjero hasta 200€ sin coste

Esto no significa que estas tarjetas prepago no vayan a tener ningún coste, sino que están exentas de las comisiones más comunes como pueden ser las de emisión y mantenimiento. Estas tarjetas son muy básicas y si quieres obtener ventajas adicionales, quizá, deberías considerar contratar unas con coste que te permitan obtener ciertos beneficios como incrementar el ahorro, ventajas de pago en el extranjero, un número mayor de retiradas gratis en cajeros, etc.

Tarjeta N26 Smart

Comisión de emisión

0 €

Comisión de mantenimiento

Gratis
  • Tarjeta física y virtual sin comisiones
  • Ofertas exclusivas en comercios aliados
  • Hasta 5 retiradas gratuitas al mes
  • Gestión online desde la app N26
  • Coste mensual de 4,90€

Tarjeta Revolut Plus

Comisión de emisión

0 €

Comisión de mantenimiento

Gratis
  • Tarjeta física y virtual sin comisiones
  • Protección de compra hasta 1.000€/año
  • Retiros en cajeros extranjero hasta 200€ sin coste
  • Acceso al programa de puntos RevPoints
  • Coste mensual de la cuenta 3,99€

Tarjeta Bunq

Comisión de emisión

0 €

Comisión de mantenimiento

Gratis
  • Tarjeta virtual libre de comisiones
  • Hasta 2 retiradas al mes
  • Para compras online y en comercios físicos
  • Añade dinero con diferentes métodos
  • Fondos protegidos

Cómo conseguir una tarjeta prepago sin cuenta bancaria

Como ya sabrás por lo que hemos estado comentando a lo largo del artículo, existen diversas maneras de conseguir una tarjeta prepago o monedero. La primera es acudir a tu entidad bancaria habitual y preguntar por las opciones de las que disponen, aunque esta opción es muy válida, se debe tener en cuenta que las entidades bancarias pueden cobrar comisiones por el servicio.

Por otra parte tenemos las entidades online, sus tarjetas prepago se contratan a través de su página web y pueden comenzar a utilizarse al instante. En muchas ocasiones estas tarjetas no tienen coste ya que todas las gestiones se realizan online sin visitar una oficina, lo que permite a estas entidades reducir costes y ofrecer sus productos sin comisiones.

También es en estas entidades online donde será mucho más fácil encontrar una tarjeta prepago que no requiera abrirse una cuenta bancaria en la entidad. Antes de solicitar una tarjeta prepago sin abrir una cuenta debemos saber cómo vamos a recargarla, para poder tener dinero en esta tarjeta prepago debemos hacer un traspaso desde otra cuenta, por lo que sí necesitaremos contar con una. La cuenta no tiene por qué pertenecer a la misma entidad que la tarjeta, por lo que puedes contratar la tarjeta en la entidad que mejores condiciones te dé y continuar con tu cuenta bancaria habitual.

Tarjetas virtuales prepago: cómo pagar sin llevar una tarjeta en el bolsillo

En un mundo digitalizado como en el que vivimos es común no querer tener cosas físicas: videojuegos, películas y música han cambiado su formato de consumo y la mayoría de personas las adquieren de manera digital. Esta forma de consumo está llegando a la banca y las tarjetas no iban a quedarse atrás.

La mayoría de entidades bancarias ofrecen sus servicios completamente online y, para facilitar las gestiones, han desarrollado su propia app. En esta app podrás encontrar una tarjeta virtual con la que podrás pagar todas tus compras en tiendas físicas. Pero esto no queda ahí, podrás añadir la tarjeta a la wallet de tu teléfono móvil para poder pagar con tan solo acercarlo al terminal.

Las tarjetas virtuales no son más que la versión digitalizada de una tarjeta física, con ellas pueden realizarse las mismas gestiones, incluso sacar dinero de cajeros automáticos si cuentan con la tecnología adecuada. La diferencia principal es su tangibilidad, la física puede llevarse en la cartera, asumiendo riesgos de pérdida o robo, mientras que la virtual está almacenada en un dispositivo como el móvil o el smartwatch y el acceso a ella es más difícil.

Aunque algunas personas son reacias a utilizar una tarjeta virtual, lo cierto es que sus ventajas superan a sus inconvenientes y al utilizarlas pocas veces suele haber vuelta atrás. Entre sus ventajas encontramos:

  • Pago instantáneo desde el móvil o smartwatch
  • Compras por internet más seguras, solo se tiene acceso al dinero de la tarjeta virtual
  • Dificultad de acceso al dinero en caso de pérdida del dispositivo
  • Notificaciones y avisos instantáneos al utilizarla
  • Menor riesgo de robo y estafas
  • Dinero siempre a mano
  • Posibilidad de apagar la tarjeta en caso de pérdida de su versión física

 Las comodidades de las tarjetas virtuales han quedado patentes, aunque muchas personas no se dan cuenta de la comodidad que suponen hasta que comienzan a utilizarlas.

Tarjetas virtuales para comprar por internet gratis: ¿existen?

Ya hemos estado explicando qué son las tarjetas virtuales y cuáles son algunas de sus ventajas, sin embargo nos hemos dejado una de las más importantes: las comisiones. Muchas de las tarjetas prepago que puedes encontrar en el mercado son sin comisiones, ¿esto significa que sean gratis? No.

Una tarjeta prepago sin comisiones está exenta del pago de las comisiones más comunes, que suelen ser la de emisión y mantenimiento. También ofrece algunas actividades de gestión sin coste, como pueden ser las transferencias o las retiradas de efectivo en cajeros. No obstante, es muy posible que sí tengan que pagarse ciertos costes si quieren realizarse actividades más complejas.

Las tarjetas virtuales gratuitas suelen ser grandes aliadas de las compras online. Como hemos explicado anteriormente, las tarjetas prepago tienen un saldo limitado totalmente independiente del saldo acumulado en las cuentas bancarias del titular, por ello son un producto idóneo para comprar online sin temor a los robos o los fraudes. Al comprar online solo tendrás que dar el número de la tarjeta prepago virtual, con la tranquilidad de que, en caso de fraude, solo se podría acceder al dinero previamente ingresado en ella.

A continuación podrás encontrar algunas tarjetas prepago virtuales gratis para comprar por internet:

Tarjeta N26 Estándar

Comisión de emisión

0 €

Comisión de mantenimiento

Gratis
  • Tarjeta virtual sin comisiones
  • Pagos en diferentes divisas
  • Compras con el móvil con Apple Pay o Google Pay
  • Gestiona las suscripciones de la tarjeta
  • 3 retiros de efectivos gratuitos al mes

Tarjeta Revolut Estándar

Comisión de emisión

0 €

Comisión de mantenimiento

Gratis
  • Tarjeta virtual sin comisiones
  • Tarjeta física gratis (Tiene gasto de envío)
  • Pagos con tarjeta en 29 divisas
  • Acceso al programa de puntos RevPoints
  • Retiros en cajeros extranjero hasta 200€ sin coste

Pero la comodidad y la falta de comisiones no son los únicos motivos por los que un usuario puede querer recurrir a las tarjetas prepago, también son un buen producto para aquellas personas que quieren tener controlados los gastos, es por esto que las tarjetas prepago también son ideales para niños y adolescentes.

Entre las ventajas que puede brindar el uso de una tarjeta prepago en menores de edad encontramos:

  • Autonomía: los niños y adolescentes podrán utilizar el dinero que los padres les proporcionen, aprendiendo a gestionarlo y utilizándolo solo para las actividades previstas, ya que algunas tarjetas necesitan autorización previa a su uso.
  • Seguridad: el riesgo de robo o pérdida de dinero es menor. Acceder al dinero ingresado en la tarjeta es complicado gracias a los sistemas de seguridad de los bancos y las entidades online. Si el dinero se da de manera física y se pierde, es muy difícil recuperarlo, mientras que si se pierde la tarjeta solo tendrá que cancelarse y solicitar una nueva, quedando intacto el saldo introducido en ella.
  • Practicidad: si un menor necesita dinero cuando está fuera de casa tan solo tiene que pedirlo para contar con más saldo en su tarjeta prepago, de esta manera los adultos a su cargo pueden estar tranquilos por saber que estará cubierto económicamente ante cualquier urgencia. Cualquier operación realizada con las tarjetas prepago puede enviar una notificación al móvil asociado, de esta manera se podrá saber qué cantidad de dinero se ha gastado en un establecimiento sin necesidad de recurrir a la aplicación bancaria.

    Existen muchas otras ventajas asociadas al uso de una tarjeta prepago, aunque cada caso es diferente. A continuación vamos a explicar brevemente por qué una tarjeta monedero puede ser un producto muy recomendable.

    Tarjeta monedero para niños

    Son muchos los niños que reciben una paga para poder comprar caprichos: pequeños juguetes, dulces, ir al cine, etc., pero esta acción que podría ser muy beneficiosa, muchas veces se queda en nada por no enseñarles a gestionar el dinero. Es común que gasten el dinero impulsivamente en vez de ahorrar para un objetivo más grande. Con las tarjetas monedero es mucho más fácil enseñarles a gestionar el dinero y a ahorrar para cumplir sus metas. ¿Te preguntas cómo? Gracias a la aplicación móvil pueden ver de manera gráfica y directa cuánto dinero hay en su cuenta y cómo va aumentando, en algunas ocasiones hasta se permitirá crear objetivos de ahorro, como es el caso de las tarjetas de N26.

    Tarjeta monedero para adolecentes

    Las necesidades de los adolescentes son muy diferentes a las de los niños, su mundo se expande y también lo hacen sus gastos. Actividades extraescolares, deportes y salidas con amigos, suponen algunos de los gastos más importantes a estas edades, pero es muy común que muchos padres no se sientan cómodos en facilitar grandes sumas de dinero a sus hijos menores de edad. En este caso una tarjeta prepago es una solución perfecta, ya que aunque se ingrese un importe elevado en la tarjeta, se enviará un aviso con cada pago, por lo que los adultos podrán saber en tiempo real dónde se está gastando el dinero de la tarjeta. Además, los adolescentes podrán aprender a gestionar su dinero y a no gastar impulsivamente, lo que supondrá una enseñanza muy valiosa para su futuro.