Los mejores brókers de España: encuentra la plataforma ideal donde invertir

Análisis de los mejores productos financieros del mercado

Image

Finanzas ABC

Sevilla
18/7/2024

Actualizado a las 15:27

Los fondos de inversión cotizados, conocidos popularmente por sus siglas en inglés ETF (exchange-traded funds), cada vez convencen a más inversores en España y, según informan diversas fuentes del sector, para finales de 2024 estos activos podrían rondar el millón de usuarios en nuestro país de seguir creciendo como lo han hecho hasta ahora. Una cifra notabilísima que es bastante elocuente de su trayectoria y sus atractivos.

El motivo de esta creciente popularidad reside en que los ETF reúnen varias ventajas que los hacen realmente atractivos para todo tipo de inversores. Son productos relativamente sencillos si tenemos en cuenta la complejidad general de los activos financieros, bastante accesibles tanto por su disponibilidad como por su bajo precio y muy flexibles.

Lo primero que destaca de estos activos es que son una especie de híbrido entre los fondos de inversión tradicionales y las acciones, unas características que, combinadas, los hacen más flexibles que los primeros y mucho más accesibles y sencillos que las segundas.

Como los fondos tradicionales, los ETF están compuestos por un grupo de inversores que, en conjunto, aportan su capital para poder acceder a más activos, comparten la propiedad del fondo y, por lo tanto, se reparten proporcionalmente los beneficios que genere. Asimismo, los exchange-traded funds también están administrados por una sociedad gestora que se encarga de investigar el mercado, comprar y vender con el objetivo de que el balance global del ETF siempre sea positivo y, por tanto, genere rentabilidad para sus participantes. De esta manera, son los profesionales de esa empresa los que aportan su conocimiento, experiencia y trabajo para que todo marche bien, y el cliente puede despreocuparse más que con otros activos, aunque no es nada recomendable que lo haga del todo.

Y como las acciones, las participaciones en un ETF se pueden comprar y vender en cualquier momento de la sesión bursátil, al contrario de lo que ocurre con los fondos tradicionales, en los que hay que esperar a que termine dicha sesión y se calcule el valor global de ese día. Esto otorga a los ETF mucha mayor flexibilidad y abre la posibilidad de que sus propietarios también puedan conseguir beneficios especulando con ellos, además de por la vía tradicional de estos activos.

Los mejores brókers para invertir en ETF

Bróker XTB
Ir a la oferta
Image

Regulado y registrado por

KNF, FCA, BaFin, CMVM

XTB

Depósito mínimo

0€

Instrumentos ofrecidos

+ 5.000

Retirar fondos

2 días
  • Invierte en más 3600 acciones y ETFs
  • Planes de inversión desde 15€
  • Sin comisiones para acciones y ETFs
  • Depósitos y retiros sin cargo
  • Educación de trading
Invertir implica riesgos. Acciones: Riesgo 6/6/. Este número es indicativo del riesgo del producto, siendo 1/6 indicativo del menor riesgo y 6/6 del mayor riesgo
Bróker Freedom24
Ir a la oferta
Image

Regulado y registrado por

CySEC, BanFin, CNVM

Freedom24

Depósito mínimo

0€

Instrumentos ofrecidos

+ 1.000.000

Retirar fondos

1 - 3 días

Promoción hasta el 31/08:

  • Llévate 3 acciones como regalo al recargar tu cuenta con 5.000€ (código: WELCOME5)
  • Llévate 10 acciones como regalo al recargar tu cuenta con 20.000€ (códigos: WELCOME20 y WELCOME5)
  • Llévate 20 acciones como regalo al recargar tu cuenta con 50.000€ (códigos: WELCOME50, WELCOME20 y WELCOME5)
  • Catalogo amplio con más de 1 millón de opciones
  • 40.000 acciones y 1.500 ETFs disponibles
  • Abre una cuenta en € o $ sin comisiones
  • Rentabilidad de hasta el 6,36% por el dinero no invertido
  • Invierte en las bolsas de valores de América, Europa y Asia
  • Tarifas competitivas por operaciones
Las inversiones en valores y otros instrumentos financieros siempre están asociadas con el riesgo de pérdida de capital.
Bróker Trade Republic
Ir a la oferta
Image

Regulado y registrado por

BaFIN

Trade Republic

Depósito mínimo

10€

Instrumentos ofrecidos

+ 9.000

Retirar fondos

1- 3 días
  • Activos como ETFs y acciones
  • Invierte desde 1€ en los activos disponibles
  • Compra criptomonedas y negocia derivados
  • Rentabilidad del 3,75% sobre el dinero no invertido
  • Plan de inversión personalizado con ETFs y acciones
  • Gestión del portafolio desde la app móvil
Invertir en la bolsa conlleva riesgos: el valor de las inversiones puede subir o bajar y es posible que recibas menos de lo que invertiste originalmente.
Bróker Mintos
Ir a la oferta
Image

Regulado y registrado por

CNMV

Etoro

Depósito mínimo

50€

Instrumentos ofrecidos

ETF, bonos y préstamos

Retirar fondos

1 - 2 días
  • Carteras de ahorro automatizadas a largo plazo
  • Personalización de activos según el perfil del cliente
  • Combinación de activos entre préstamos, bonos y ETF
  • ETFs sin comisiones de compras, custodia o venta
  • Invierte desde 50€ en adelante
  • App móvil para Android y IOS
El valor de tus inversiones puede subir o bajar. Recuerda que puedes perder una parte o la totalidad de los fondos invertidos.
Bróker DEGIRO
Ir a la oferta
Image

Regulado y registrado por

BaFin, AFM, CNMV

DEGIRO

Depósito mínimo

0€

Instrumentos ofrecidos

+ 1.000

Retirar fondos

2 - 4 días
  • Acciones internacionales de más de 30 países
  • Amplia selección de ETFs en 19 bolsas principales
  • ETF y ETN de las principales criptomonedas
  • Comisiones y tarifas de tramitación ajustadas
  • Recursos educativos y academia del inversor
  • Plataforma y app con funcionalidades avanzadas
Invertir conlleva riesgos de perder su dinero.
Bróker Bitpanda
Ir a la oferta
Image

Regulado y registrado por

FMA, AMF, MiFID II, BaFin, VASP,

MiFID II, E-Money, PSD II

Bitpanda

Depósito mínimo

10€

Instrumentos ofrecidos

+ 3.000

Retirar fondos

1 - 3 días
  • Compra acciones, ETFs, materias primas y metales
  • Acciones y ETFs completos o fraccionados desde 1€
  • Invierte en criptomonedas y cripto índices
  • Plan de ahorro automático
  • Operaciones de trading sin comisiones (pueden aplicar otros costes)
  • Sin comisiones de gestión, apertura y cambios de divisas
Invertir implica riesgos. Acciones: Riesgo 6/6/. Este número es indicativo del riesgo del producto, siendo 1/6 indicativo del menor riesgo y 6/6 del mayor riesgo

ETF: diversificar sin invertir mucho dinero

El hecho de que los ETF sean fondos de inversión en los que participan muchos usuarios abre la puerta a que personas con pocos recursos puedan acceder a una amplia cartera de activos con muy poco capital. De esta manera, estos instrumentos permiten diversificar a prácticamente cualquier bolsillo.

Los ETF suelen ser sectoriales o regionales, es decir, están compuestos por activos de determinados tipos de empresas, como tecnológicas, energéticas o relacionadas con un bien en concreto, como el oro, o por activos de una región específica, como países emergentes, las principales compañías del S&P 500 o una selección de la deuda soberana de los países de Europa. De esta forma, al adquirir una sola participación de uno de estos fondos de inversión cotizados, el usuario obtiene exposición a todos los instrumentos que componen el ETF.

Además de lo anterior, hay que tener en cuenta que varios brókers (las plataformas digitales donde se pueden adquirir activos de inversión) permiten que sus usuarios adquieran fracciones de participaciones en ETF desde muy pocos euros. De hecho, hay algunos que abren esta posibilidad desde un solo euro.

A esto hay que sumar que también existen varios brókers que no cobran comisiones por la compraventa de ETF, y otros tienen tarifas muy reducidas, lo que hace que invertir en estos fondos cotizados sea aún más sencillo, económico y rentable.

Eso sí, hay que tener en cuenta que los ETF tienen comisiones propias, independientes del bróker en el que se haya adquirido, que cobra la sociedad gestora que los gestiona para costear sus servicios, entre los que se encuentran la investigación del mercado y la compraventa de activos. No obstante, estas tarifas también son bajas y en la mayoría de los casos no se cargan directamente, sino que se restan de la rentabilidad del producto, por lo que muchos usuarios ni se enteran de este desembolso.

De ETF de Bitcoin a acciones y bonos

Precios muy asequibles, flexibilidad, sencillez… Y no queda ahí la cosa, porque los ETF suman todavía más ventajas que explican por qué se han convertido en uno de los activos más populares del momento: la diversidad de mercados, productos y sectores. Las principales sociedades gestoras disponen de los fondos de inversión cotizados más diversos, desde los compuestos por acciones de las principales empresas tecnológicas de Estados Unidos a bonos de distintos países, pasando por los que siguen el valor de las materias primas, los principales índices del planeta, compañías emergentes o regiones en vías de desarrollo.

La variedad es amplísima, y dado sus bajos costes, los interesados en fondos de inversión cotizados pueden diversificar en distintos mercados o sectores, apostando por varios relativamente seguros, como los relacionados con el S&P 500 o el oro, y arriesgando más con otros, como los relacionados con la inteligencia artificial o los ETF de Bitcoin.

Algo que también es muy interesante de los ETF es que son unos activos muy dinámicos: las sociedades gestoras siempre están investigando nuevos mercados para valorar la posibilidad de crear fondos cotizados relacionados con ellos. El ejemplo más claro de todo esto lo encontramos en las criptomonedas, productos de inversión bastante nuevos pero que han dado muestras de su potencial para ofrecer rentabilidad a sus propietarios y con los que se puede operar desde enero a través de los ETF de Bitcoin.

Precauciones que se deben tener con los ETF

Como hemos visto, los ETF son activos con muchísimas ventajas, lo que explica que su popularidad se haya disparado en los últimos tiempos como un producto flexible, asequible, diverso y no tan arriesgado como otros que también gozan de gran notoriedad últimamente, como las criptomonedas. Sin embargo, a pesar de todos esos aspectos positivos, también entrañan algunos peligros que es necesario tener en cuenta antes de empezar a operar con ellos.

Aunque su riesgo sea menor que el de activos más peligrosos como las criptomonedas, las posibilidades de perder dinero con los ETF también son importantes porque son fondos que basan su rentabilidad en la especulación, es decir, en tratar de comprar barato para vender caro y conseguir beneficios con la diferencia. El papel de las sociedades gestoras es precisamente ese, investigar el mercado, seguir su evolución, detectar buenas oportunidades para sus inversores y deshacerse de productos que estén perdiendo valor cuanto antes. Pero estas empresas no son infalibles, pueden seguir una estrategia desacertada que haga que el ETF pierda valor, lo que hará, a su vez, que sus participantes pierdan dinero.

Asimismo, como hemos visto los ETF también se pueden usar en sí mismos como activos para especular, dado que se pueden comprar y vender con bastante facilidad a lo largo de la sesión bursátil como si de acciones se tratase. Esto puede hacer que el interesado adquiera alguno por un valor determinado y que ese precio, en los días sucesivos, caiga sin visos de mejorar. En este caso, es posible que su propietario quiera deshacerse de él antes de que la cosa se ponga peor, algo que hará que incurra en pérdidas.

También hay que tener en cuenta que, a pesar de que sean activos más sencillos que otros más complejos, en buena parte porque parte de su administración la lleva la sociedad gestora, es muy recomendable tener conocimientos y experiencia en los mercados de inversión, en los ETF y en su temática, pues es la única forma de reducir el riesgo al operar en productos financieros. Quienes menos saben de la materia suelen ser los que más dinero pierden.

Por último, hay que tener en cuenta que en algunos casos de ETF de mercados extranjeros es necesario operar con la moneda de esos países, lo que añade un riesgo extra, pues a los ya propios de los fondos de inversión cotizados se suman los de los cambios de divisa: la equivalencia de ambas monedas puede fluctuar y perjudicar al usuario.